Reserva tu Cita

Un camino hacia la magia…

             Creando nuestra propia realidad.

Definición del Árbol de la Vida

  • Antiguo Irán

En la mitología persa preislámica, Gaokerena, el árbol del mundo, es un árbol grande, el Haoma sagrado que lleva todas las semillas. Ahriman (Ahreman, Angremainyu) creó una rana para invadir el árbol y destruirlo, con el objetivo de prevenir que crezcan todos los árboles en la Tierra. Como reacción, Dios (Ahura Mazda) creó dos peces kar que miraban fijamente al sapo para guardar el árbol. Los dos peces siempre están mirando al sapo y se mantienen preparados para reaccionar. Debido a que Ahriman es responsable de todos los males, incluida la muerte, mientras que Ahura Mazda es responsable de todo lo bueno (incluyendo la vida), el concepto de árbol del mundo en la mitología persa está muy estrechamente relacionado con el concepto de árbol de la vida.

  • Antiguo EgiptoAdorando a Osiris, Isis y Horus
    En la mitología egipcia, en el sistema de la Enéada de Heliópolis, la primera pareja, además de Shu y Tefnut (humedad y sequedad) y Geb y Nut (cielo y tierra), fueron Isis y Osiris. Se dice que surgieron del árbol de acacia de Saosis, que los egipcios consideraban el “árbol de la vida”, refiriéndose a él como “el árbol en el que se encerraba la vida y la muerte”. Un mito muy posterior relata cómo Seth mató a Osiris, colocándole en un ataúd y arrojándole al Nilo. El ataúd llegó a incrustarse en la base de un tamarisco.
  • Budismo
    El árbol Bo, también llamado árbol Bodhi, según la tradición budista, es el pipal (Ficus religiosa), bajo el cual se sentó el Buda cuando alcanzó la Iluminación (Bodhi) en Bodh Gaya.  Un pipal vivo en Anuradhapura, Ceilán (hoy Sri Lanka), según se dice, ha crecido de un corte del árbol Bo enviado a esa ciudad por el rey Ashoka en el siglo 3 a. C.​
    Según la tradición tibetana, cuando Buda fue al lago sagrado Manasorovar junto con 500 monjes, se llevó con él la energía de Prayaga Raj. A su llegada, instaló la energía de Prayaga Raj cerca del lago Manasorovar, en un lugar ahora conocido como Prayang. Luego, plantó la semilla de este árbol de higuera eterna cerca del Mt. Kailash en una montaña conocida como el “Palacio de la Medicina Budista”.
  • Cristianismo
    Árbol de la vida (bíblico) y Árbol del conocimiento del bien y del mal.
    En el cristianismo católico, el árbol de la vida representa el estado inmaculado de la humanidad libre de corrupción y pecado original antes de su caída.
    En el cristianismo oriental el árbol de la vida es el amor de Dios.
  • Cábala – Kabbalah
    Cábala Judaica del Árbol de la Vida de Sephirot, a través del cual el divino Ein irreconocible se manifiesta la Creación.
    El misticismo judío representa el árbol de la vida en forma de diez nodos interconectados, como el símbolo central de la Cábala. Está formado por los diez poderes Sephirot en el reino divino. El énfasis panenteístico y antropomórfico de esta teología emanacionista interpretó la Torá, la observancia judía, y el propósito de la Creación como el drama esotérica simbólica de la unificación de las Sephirot, restaurar la armonía de la Creación. Desde la época del Renacimiento en adelante, la Cábala judía se incorporó como una tradición importante en la cultura occidental no judía, primero a través de su adopción por Cábala cristiana, y siguiendo con el esoterismo occidental oculto de la Cábala Hermética.Estos adaptaron sincréticamente la Cábala judaica del árbol de la vida al asociarlo con otras tradiciones religiosas, esotéricas, teologías y prácticas mágicas.

El Árbol de la Vida es también un símbolo compuesto que representa a la vez al hombre celestial, que se concibe como macrocosmos, y al ser del mundo material, considerado como microcosmos. Está formado por diez Centros de Vida llamados Séfiras o Sefirot (en plural).

Cada Séfira está conectada con las demás por una línea que recibe el nombre de Sendero. Existen 22 Senderos, que representan las 22 letras del código hebraico (con el cual se ha escrito la Biblia).

Los Séfiras son distintas etapas de la manifestación de la luz divina, y por consiguiente, de evolución. Son fases de la conciencia subjetiva mediante las cuales el alma penetra en el conocimiento de la manifestación cósmica.

Cada Séfira tiene sus leyes y sus principios,  las jerarquías espirituales que dirigen nuestra evolución, nos sitúan en una determinada vida, «más cerca» de un Centro que de otro.

El estudio de la carta astral de nacimiento adaptado al esquema del Arbol de la vida  nos permite averiguar cuáles son los Centros activos en la presente vida, para orientarnos acerca del programa humano que hemos venido a realizar.

Crea tú propia realidad

Nuestro nombre no es casual, cada uno de nosotros traemos una misión como Almas y un propósito de vida.

El nombre es como la llamada de Dios, cada vez que nos nombran es para recordarnos el para qué estamos aquí (Tikún). Tikún es una palabra hebrea que significa corrección o reparación de nuestra alma. El concepto del Tikún revela el tipo de decisiones que tomamos en vidas pasadas y las que deberíamos tomar en esta vida.

El Tikún es una cadena de experiencias enriquecedoras, donde nada es fruto del azar, todo tiene un orden.

Con tu nombre y fecha de nacimiento podemos construir el Árbol de la vida, que es el mapa que traemos para realizar nuestro Tikún.

El Árbol de la Vida es toda una técnica de auto-sanación, para comprender en profundidad la estructura de tu alma (anatomía anímica), su funcionamiento (fisiología anímica) y la naturaleza precisa de los errores que pueden llevarnos a la enfermedad. Está basado en la Kabbalah práctica, es una valiosa herramienta, tanto para personas sanas como enfermas.

Nos proporcionan Datos y nos va a permitir detectar, listar e interpretar nuestras tendencias y aptitudes, nuestros miedos, bloqueos potenciales,maestrías, karma,familia a la que pertenecemos, crisis, ciclos de las crisis…

Sirve para ayudarnos en el momento en  el que estamos, para conocernos  más. Descubrirnos en toda  nuestra extensión (Alma). Dar herramientas para superar nuestras crisis.

Va dirigido a  todas las personas que tengan la inquietud de conocerse a sí mismas, que quieran llevar una vida en armonía, para aquellas que tengan algún conflicto y quieran tener las herramientas para salir de mismo, incluso para aquellas que estén enfermas y quieran obtener respuestas de esa desarmonía.

A parejas que estén pasando una crisis o quieran descubrir su misión como Almas.

¿Cómo se trabaja con el Árbol de la Vida?

En una lectura, se le dice a la persona cuál es su triada y después al desarrollar el árbol vemos como nos da toda la información para conseguir estos retos. Con su Árbol por delante la persona va reconociendo sus emociones. A través de ciertos ejercicios irá interpretándolo, de lo contrario nos quedaríamos solo con un alimento para la mente.

Solicita tu sesión con nosotros, te ayudaremos.

Terapia Evolutiva: formadora Joaquina Feliú.- Licenciada en Farmacia, Máster en Medicina Biológica por la Universidad de Sevilla, Título de Experta en Homeopatía y Flores de Bach ( teoría de las estructuras) Certificado de Análisis e interpretación del Árbol de la Vida.

 

By | 2018-09-05T16:28:33+00:00 septiembre 1st, 2018|Eventos, News|