Reserva tu Cita

Terapia Gestalt y Gestalt Training

La Terapia Gestalt nace en Estados Unidos en la década de los 50, de la mano del psicólogo Frizt Perls, desde donde se extiende rápidamente por todo el mundo, siendo considerada una terapia que aporta enormes beneficios en el ámbito de la salud y el desarrollo personal.

La Terapia Gestalt es un proceso que nos ayuda a darnos cuenta de qué hacemos y cómo lo hacemos, y esta toma de consciencia es la que nos permite introducir cambios en nuestra vida.

Esta terapia considera que el ser humano es una totalidad, por lo que su enfoque es absolutamente holístico, así el cuerpo, la mente, las emociones y la energía, no son más que distintas manifestaciones de una misma realidad. Para la terapia gestalt una de las cosas más importantes es la consciencia; que la persona pueda reconocer qué hace y cómo lo hace. Muchos de nuestros comportamientos, gestos, conductas, son casi automáticos, pues por distintas razones nos hemos ido desconectando de nosotros mismos e insensibilizando. De este modo, en muchas ocasiones, ni siquiera podemos identificar determinados sentimientos que nos pasan desapercibidos, pero que no nos enteremos de ellos no quiere decir que no existan, están ahí, en nuestro interior, y de un modo u otro van a reclamar ser reconocidos y expresados.

Las sensaciones y las emociones vienen a desempeñar determinadas funciones orientadas a que podamos satisfacer nuestras necesidades, si no las podemos sentir, escuchar e identificar, entonces nuestras necesidades quedarán sin satisfacer, es decir, inconclusas, como dijo Fritz Perls, padre de la Terapia Gestalt. Él observó que las necesidades ponen de manifiesto el desequilibrio que se ha producido en nuestro organismo y que, por tanto, son la señal necesaria para que podamos reestablecer ese equilibrio perdido.

Esto puede verse con un ejemplo sencillo: cuando tengo sed, mi necesidad de agua me dice que hay un déficit de ella en mi organismo, si puedo satisfacer esta necesidad tomando agua el equilibrio hídrico se reestablece y puedo seguir funcionando con normalidad, pero si no fuese capaz de identificar esta sensación no podría satisfacer esa necesidad y padecería graves consecuencias, que me llevarían primero a la enfermedad y en casos extremos podrían desembocar incluso en la muerte.

Esto que ocurre en el plano físico sucede de igual forma a nivel mental, emocional y energético, pues, como ya dije, somos un todo indivisible. Por tanto una de las primeras tareas de esta terapia es facilitar la identificación de sensaciones, emociones y necesidades. Tomar conciencia es el primer paso para que el equilibrio se reestablezca, y por ello se dice que el simple hecho de ver, de darse cuenta, ya es curativo.

La Terapia Gestalt facilita que la persona ponga su atención en qué hace y cómo lo hace, es decir se centra en el presente, a diferencia de otras terapias que se centran el por qué, pregunta que pone el acento en el pasado. El pasado ya se fue, ya no existe y no podemos cambiarlo, en cambio el presente es lo que vivencio en este momento, es lo que yo estoy creando en el aquí y ahora, por lo que sí tengo poder para transformarlo. Es una herramienta imprescindible y poderosa para tratar la neurosis y otros trastornos, así como ansiedad, fobias, inseguridad, timidez, etc.

Todos podemos necesitar ayuda para superar una separación, una pérdida o un proceso de duelo, o simplemente para mejorar nuestras relaciones personales, familiares, y laborales. Con la terapia gestalt y el acompañamiento del terapeuta te será más fácil lograrlo.

Se realiza en sesiones individuales, de pareja, o de grupo. La frecuencia de cada sesión normalmente se establece semanal o quincenalmente.

El Gestalt Training (Entrenamiento Gestalt), es un método tanto TERAPÉUTICO como de DESARROLLO PERSONAL basado en el darse cuenta por medio del percibir, sentir y actuar. Facilita vivir en el presente de un modo más auténtico, integrado y saludable.

Consideramos que este enfoque es más amplio que la terapia Gestalt (método desarrollado por Frizt Perls), puesto que no se limita al ámbito de lo patológico y, aunque comparte su misma fuente, sus postulados y premisas, añade al abordaje terapéutico (centrado en las deficiencias) la mirada del desarrollo personal (centrado en el encuentro con las potencialidades), lo que supone una oportunidad para que se revelen recursos y habilidades que de otro modo no llegarían a emerger.

Es por tanto un proceso de autoconocimiento de lo que uno es y de lo que puede llegar a ser. Además este enfoque permite el desarrollo de una actitud de trascendencia, nos impulsa a adentrarnos en el espacio de la espiritualidad.

Mientras que en la Terapia Gestalt se habla de relación terapéutica nosotros en Gestalt Training hablamos de relación de ayuda.

El Gestalt Training aporta de novedoso la mirada que ofrece, aun asentándose sobre los pilares que constituyen el enfoque gestáltico: el acompañamiento, la toma de consciencia, el estar centrado en el aquí y el ahora, el planteamiento holístico… Esta mirada ahora no se posa únicamente sobre la enfermedad, sino también sobre el equilibrio de todo el Ser, viendo no sólo de lo que se carece sino, sobre todo, de los recursos que se poseen para lograr un desarrollo integral; no mira exclusivamente las dificultades sino, especialmente, el potencial de lo que podemos llegar a ser. En este sentido hablamos de “entrenamiento” en lugar de “terapia”, con lo que se amplía la visión de la persona y se entiende la Gestalt como un trabajo sobre la consciencia en general más que sobre la enfermedad en particular.

By | 2017-09-14T01:14:56+00:00 junio 5th, 2017|News|